Please enable JS

A 33 AÑOS DE SU APERTURA, LOGRAMOS QUE EL PRIMER MC DONALD’S INAUGURADO EN LA ARGENTINA SEA ACCESIBLE

La cadena de comida rápida Mc Donald’s abrió su primera sucursal en Argentina en 1986. Según una publicación del portal web El Insignia Blog, se trata del localque Arcos Dorados -la franquicia más grande de McDonalds en el mundo- instaló en la Avenida Cabildo 2254. Ubicado entre las calles Olazábal y Mendoza, en pleno corazón del barrio de Belgrano, ese lugar recién ahora, 33 años después de su inauguración y gracias a un intenso trabajo de nuestro equipo de legales, cuenta con un sanitario adaptado en la Planta Baja para el uso de clientes con movilidad reducida.


Al igual que tantas otras denuncias e historias que recibimos a diario en Acceso Ya, en este caso, no alcanzaba con la presencia de un ingreso a nivel. En consecuencia, nuestra silenciosa pero constante e incansable intervención en defensa del derecho al acceso al medio físico, una vez más, tuvo un desenlace favorable respecto de la obra de adaptación solicitada.


Tal como sucede con algunos lugares de recreación y esparcimiento como los shopping, por ejemplo, a la hora de elegir locales gastronómicos a donde ir a comer, pensamos en Mc Donald’s como la primera opción. Tendemos, al menos aquellos nacidos de la década del ’80 en adelante, a considerar la errónea pero naturalizada idea de que todos sus locales cuentan con las condiciones de accesibilidad necesarias para garantizarnos a las personas con movilidad reducida el ingreso, circulación y permanencia, de manera autónoma, cómoda y segura, en igualdad de condiciones con los demás clientes. Sin embargo, nada más alejado de esta creencia. Los poderes mágicos de Ronald McDonald -mascota oficial de la reconocida cadena de comida rápida norteamericana-, lamentablemente, no son un atractivo del que todos los niños puedan disfrutar, por nombrar solo un ejemplo.


Son muchos los Mc Donald’s en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C.A.B.A.) –Avenida Corrientes 1267 y 1600, respectivamente, Avenida Santa Fe 4280 y calle Florida 750, por nombrar solo algunas sucursales- los que todavía privan a los clientes con movilidad reducida de visitar sus instalaciones por no contar con rampa en sus ingresos, sanitarios adaptados y/o plataformas elevadoras que conecten la Planta Baja con los niveles superiores. Pensemos, por ejemplo, cuántos niños con discapacidad motriz quedan excluidos no solo de la posibilidad de festejar ahí sus cumpleaños sino también de asistir a los festejos de cumpleaños de algún chico de su propia familia o de aquellos compañeritos de colegio que eligen celebrar en un Mc Donald’s inaccesible.


Cabe señalar, como lo hacemos siempre, que cualquier espacio público o privado que no posee las correspondientes condiciones de accesibilidad, de acuerdo a la normativa vigente, es un lugar que no tiene en cuenta la participación de la población con movilidad reducida en los circuitos de producción, intercambio y consumo de bienes y servicios, tanto materiales como simbólicos.


En el caso de Mc Donald’s, una compañía multinacional que está presente en 20 países en todo el mundo, la vulneración del derecho a la accesibilidad física, primordial para el ejercicio de otros derechos fundamentales, resulta inexplicablemente contradictoria. Porque, por un lado, hace 28 años, de la mano de Fundación Discar, lleva adelante un Programa de Inserción Laboral para Jóvenes con Discapacidad pero, por otro, aún hoy, muchos de sus locales no son aptos para todos. En consecuencia, seguiremos trabajando para conseguir que cada vez más Mc Donald’s, así como también demás locales gastronómicos, adecuen sus instalaciones a los requerimientos de los clientes con dificultades de movilidad.


Analía Barone- Redacción de crónicas Acceso Ya


* Fuente: El Insignia Blog.